Acerca de Maldivas

Aguas azul turquesa, islas de arena blanca y una promesa de tener unas vacaciones que recordarás durante mucho tiempo... ¡esto son las Islas Maldivas! Uno de los destinos más apreciados del mundo, con una riqueza marina espectacular tanto en corales como en peces de miles de colores... a los que se suman los tiburones, las mantas y las rayas. Gracias a sus 26 atolones, con 991 islas deshabitadas y 198 habitadas, el buceo en Maldivas es muy diverso y los canales hacen que haya mucha vida marina acompañando las corrientes. Con temperaturas de entre 28 y 32 grados durante todo el año las Maldivas se han convertido en un destino muy demandado en todo el mundo y, además de muy buena calidad. Esta república tiene 820 kilómetros de Norte a Sur y 120 kilómetros de Este a Oeste. En Maldivas existen dos monzones, el seco, que va de noviembre a abril y el húmedo, entre mayo y octubre. En cualquier caso, es un clima tropical y el sol está garantizado en ambas. Las Thilas son grandes montañas bajo el mar que encontramos a partir de seis metros de profundidad y un máximo de treinta o cuarenta. Los guiris son el mismo tipo de formaciones, pero se acercan más a la superficie, llegando hasta solo tres metros. Y los Farus, que sobresalen del mar independientemente de la marea. La característica común a todas ellas es que podemos disfrutar de unos fondos tapizados de coral repletos de vida. El último tipo de inmersiones del que disfrutamos durante el crucero de buceo en cualquier atolón son los famosos Kandus, canal en la lengua maldiva. Para muchos, es el buceo estrella del crucero. Se desarrolla en el espacio que queda entre dos islas, donde las corrientes del océano se cuelan dentro del atolón, permitiendo la entrada de los grandes pelágicos. En ellas se puede disfrutar de cerca de la visión de tiburones grises, puntas blancas, carángidos y rayas águila.